Foto de un bocadillo de cómic diciendo NO

Cuando digo que no, es que no.

Tengo la mala costumbre de decir que no.
Y cuando digo no, es no.

Eso, además, es una cosa le estoy inculcando a a mis hijas: que sean capaces de decir no, que sean capaces que hacer respetar su no y que sean capaces de respetar un no.

Pero si es realmente un no lo que ofreces, tienes que ser consistente y consecuente. No vale que en cuanto se pongan a gritar o a llorar (que lo harán), cambies tu «no» por un «sí». En primer lugar porque no nos estamos respetando, quizás lo decimos en un primer momento porque estamos cansados, no nos apetece hacer algo que nos han pedido o porque estamos enfadados, después de un breve momento consideramos que el haber dicho que no, es una tontería, que lo que nos han pedido es nimio, que ni tan siquiera nos supone un esfuerzo, y entonces decimos, venga, vale, si, sólo una vez…… Creo sinceramente que eso es un error, primero, porque pierdes credibilidad y en segundo lugar porque les estás despistando, si les cambias el paso o cambias de opinión constantemente, tus hijos no van a saber a qué reglas del juego atenerse.
Además, de este modo, siendo consistente con tus decisiones, les estás enseñando a respetar los límites, los que tu les estás imponiendo en ese momento, pero que en cualquier otro momento de sus vidas serán otros distintos…

¿Qué pasaría si nuestro hijo cuando su novia le dice que no, no le hace caso y finalmente la fuerza? Total, él siempre ha escuchado un No, que luego finalmente es un sí…o que pasa cuando a nuestra hija le dicen, «venga fúmate un porro» y ella dice no y le insisten y a la tercera, para evitar la presión o que se callen o que no insistan más dice que si… ¿En serio? Esos son los valores que queremos transmitir? ¿Incoherencia?
Tienes que ser consciente de que tus hijos, no van a hacer lo que les dices. Van a hacer lo que haces.

Si le digo a mis hijos: «No quiero que me pegues…», «no quiero que actúes de ese modo.. «, tienes que hacer entender a tu hijo, que quieres que te haga caso. Claro, que también he visto a madres que cuando les hablan a sus hijos les dicen: «Ni se te ocurra comerte el puré que es mío…», «oye, que no me pises»… y mientras les están metiendo la cuchara con el puré, o le están riendo la gracia de que nos ha pisado. Lamentable error. Cuando un día le digas: «Ni se te ocurra salir sin haber recogido tu cuarto!», ¿qué esperas qué haga?

Y tienes que tener en cuenta que esto es un camino de doble dirección. Cuando tu hijo te diga «no quiero comer más», se acabó, no insistas, respeta su decisión. Cuando te digan que «no le quieren dar un beso al tío Pedro», respeta su decisión. Cuando te digan «No me quiero poner ese pantalón», respeta su decisión.

Habrá ocasiones en las que podrás cambiar de opinión, por supuesto, pero tomándolo como una excepción y explicándoselo de esa manera a tus hijos. Por supuesto que me puedo haber equivocado en un momento determinado, y le dije que no, cuando en realidad podría haber sido un si. Se lo explico. Le digo lo que ha pasado y normalmente suelen entenderlo y también valoran (y aprenden) de nuestras pasos hacia atrás.
Creo que es fundamental hablar con claridad a los niños. Son pequeños, pero entienden perfectamente las cosas si nos tomamos el tiempo de explicarselo.

En casa utilizamos una técnica que nos viene fenomenal. A veces cuando me pillan a contra pie con una solicitud, simplemente les digo: «me lo voy a pensar»…. Esa simple frase me da un margen para pensar en la idoneidad de que hagan lo que me proponen o me da argumentos válidos para negarme a otorgarles lo que piden. ¿porqué no lo intentas tu en casa y me lo cuentas? Deja tus comentarios aquí abajo, y por supuesto, si te ha gustado lo que te he contado, por favor, comparte!!

 

 

Compartir es vivir!

Canción «NO» de Meghan Trainor

 

Publicado en El blog de Lily y etiquetado , , , , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.