Lamento

Lamento no haberte protegido como debías, no haberte mimado, cogido, achuchado, disfrutado como merecías tú, y como merecía yo. No voy a justificarme diciendo que no tenía el conocimiento, porque no se trata de saber, no se trata de haber leído, se trata de sentir, y uno no puede sentir, si previamente no ha recibido o no le han dejado sentir, si le han reprimido sus emociones, si sus sentimientos han sido ninguneados…

 

Agradezco haber tenido una segunda oportunidad y haber podido enmendar mi error; contigo fui aprendiendo y con ella fui mejorando. Contigo te empecé a querer, con ella, ya tenía amor para las dos. Fuiste mi primera, fuiste mi experimento, y lamento profundamente haberte hecho sufrir en ocasiones. No quiero vivir en el pasado, porque sé que he mejorado, sé que tú me has enseñado a avanzar y sé que ella me ha enseñado a sentir.

 

Todo lo que no tenía, me lo habéis enseñado vosotras: tú, como primera, me abriste poco a poco los ojos, me diste día a día motivos por los que quererte más, me fuiste envolviendo con tu mirada y llevándome a terrenos que desconocía, y me animaste a querer mejorar.. Y gracias a tí, ella ha podido disfrutar de una YO más fuerte, más empoderada, más segura de mi misma. Ella te deberá toda la vida el que yo sea una persona mejor, una madre mejor…

¿y tu? ¿has hecho las cosas de forma diferente con tu segundo o tercer -o cuarto hijo/a? ¿Cambiarías algo? Deja tus comentarios más abajo si quieres y abrimos un debate!!

**Este post lo escribí cuando me dí cuenta de que había muchas cosas que había utilizado con mi hija mayor y que realmente no las sentía como mías y me arrepiento de no haber sido fiel a mí misma… Pero como de todo error se aprende, aunque lamente determinadas cosas, he buscado mejorar y estoy en el camino…

Si te ha gustado, ya sabes, comparte con tus amigos!

¡¡¡Gracias!!!

Publicado en El blog de Lily.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.