¿De dónde vienen los niños?

 

Recientemente mis hijas se fijan más en mi cuerpo y hace meses vieron la cicatriz que recorre la parte alta de mi pubis, recuerdo maravilloso del nacimiento de ellas, que nacieron por medio de una cesárea.
Me preguntaron el motivo de esa herida y les conté que por ahí nacieron ellas.
Soy partidaria de contar lo estrictamente necesario. No adelantarme a los acontecimientos y también de preguntarles a ellas por su opinión antes de ofrecer la mía, y es por ello que suelo preguntarles, ¿tú que crees? ¿qué opinas tu? ¿de qué puede ser esa cicatriz?
Como ya tengo otras cicatrices y las conocen, me dijeron:
“seguro que te rompiste el hueso de la barriga y te lo arreglaron en el hospital…»
(bendita inocencia)
Les conté que a veces los bebés salen de las barrigas de las mamás y por eso estaba esa cicatriz.
Sonrieron, se dieron la vuelta y se fueron a jugar.
Es decir, que aparentemente con esa explicación se quedaron tan contentas.
Días después me preguntaron si todos los niños salían por la barriga. Les pregunté qué pensaban ellas y me dijeron que no, porque “la abuela no tiene esa cicatriz? ¿tu saliste por la barriga?” Les contesté que no, que la forma habitual por la que nacen es a través de la vagina. En casa, utilizamos otro apelativo a la vagina, de andar por casa; le llamamos el “chichi”, pero sí quiero que conozcan que el nombre correcto es “vagina”, “vulva” y para los hombres además de la “cola” es el “pene”.
Maxi, (5 años) se quedó pensando… pero no dijo nada.
Mini (con 3 años), directamente se fue a su mundo de «fantasía».
Ambas se marcharon a jugar…
Este verano, estando en la playa, Maxi vuelve a la carga:
“Mamá, ya sé que los niños salen o por la barriga o por la vagina… pero… ¿y cómo se meten dentro?”…
Cuando le pregunté qué pensaba ella, me dijo que no sabía, que por favor se lo dijera.
Me pilló a contrapie, la verdad, y no sabía que decirle, y me entró la risa, porque recordaba escenas de vídeos graciosos o viñetas que me habían enviado por Whatsapp en los que se veía a unos padres apurados intentando hablar del tema.
Así que empecé con,
» papá pone una semilla en mamá, y va creciendo y eso se convierte en un bebé”….
Me miró muy seria y me dice:
“No mamá, venga, dime cómo se mete ahí un bebé”….
Entonces fui a la explicación científica:
“Te acuerdas cuando en el colegio te explicaron lo que era el pene y la vagina? Y sabes que cada hombre tiene una célula que se llama espermatozoide y la mujer se llama óvulo? pues cuando se juntan el espermatozoide y el óvulo, empieza a formarse otra célula que tiene cosas de papá y de mamá, por eso vosotras os parecéis un poco a papá y otro poco a mamá, no se mete el bebé, sino que empieza siendo pequeño y crece dentro de la barriga”
Parece que se quedó conforme con la explicación como digo yo “científica», y se fue a jugar a la orilla del mar con las olas y su hermana…
El caso es que desde aquél día he estado buscando recursos para poder explicarle a mis hijas en un futuro muy cercano, que hay mucho más que esa explicación, que debe entrar en juego muchas más factores, el amor, la adopción, la monoparentalidad, las familias con dos mamás o dos papas, etc.. no sólo la explicación fría de dónde vienen los bebés,
Aquí te dejo un recurso, es un libro para leer a tus hijos y explicarles de dónde vienen los niños sin contarles cuentos y con otra visión, con bonitas ilustraciones y sobre todo con unas páginas finales donde a los padres nos sirve de guía para orientar el tema.

Es muy tierno y creo que como base nos podrá ayudar a todos los que nos encontramos en esta situación:

No le cuentes cuentos

https://www.ceapa.es/sites/default/files/Documentos/No%20le%20cuentes%20cuentos.pdf

Otros libros de caracter respetuoso que puedes consultar son los siguientes:

  • «Sexualidad contada para niños y niñas”
  • «El tesoro de Lilith»,
  • «Anda, que te tenga que enseñar yo a hablar de sexo»
  • «Mamá puso un huevo o cómo se hacen los niños»

 

También tenéis un enlace a un blog interesante sobre todo el tema afectivo-sexual enfocado en niños entre 0-6 años:
La verdad es que nuestros peques no paran de crecer y comienzan a tener diferentes necesidades y en la medida de lo posible debemos ayudarles, sin juzgar, siendo lo más claros posibles y sobre todo, respetarles.

Deseo que la información aquí facilitada te pueda ayudar.

Si es así y quieres compartirlo, genial!
Besitos.
Lily
Publicado en El blog de Lily y etiquetado , , , , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.