Conexión antes que corrección.

Te pediría que hicieras un sencillo ejercicio, ¿te atreves?

Mira tu reflejo en el espejo.

Mira tu rostro, tus ojos, tus facciones, tu cuerpo incluso… con atención, sin juzgarte, sólo observándote durante unos instantes.

Ahora, antes de continuar leyendo, te pediría que dijeras algo bonito sobre ese reflejo en el espejo.

¿te ha costado encontrar cosas bonitas que decirte? Suele suceder.

Solemos compararnos con los demás y conseguir creer que lo de fuera es mejor que lo que tenemos nosotros. Y para empezar a crecer, deberemos empezar a conocernos y querernos. Saber cuáles son nuestras debilidades pero también nuestras fortalezas.

Lamentablemente solemos poner mucho más el foco en las cosas malas que en las buenas, porque nuestro cerebro, asúmelo, no está diseñado para ser feliz. Nuestro cerebro está diseñado para sobrevivir. Y podemos sobrevivir si no ponemos el foco en las amenazas para intentar contrarrestarlas.

Ahora, además de sobrevivir, es más que razonable que también queramos ser felices, y es por ello que también deberemos poner foco, y mucho, en las cosas que hacemos muy bien, que las hay, y potenciarlas.

“Ten cuidado como miras al mundo, porque el mundo será tal y como lo mires”

Si presto atención a lo negativo de mi entorno, sólo veré cosas negativas, y no tendré la oportunidad de observar lo bueno que también existe.

Cuando estés con tus hijos o hijas, te invito a que les digas las cosas buenas que hacen, pero sin tener que alabar o premiar su conducta, por ejemplo: “gracias por haber recogido tu cuarto”, “he visto que hoy te has vestido tu sol@”, “gracias por avisarme de que ibas a llegar tarde”, “sé que te has esforzado en esto”, etc.

De este modo no estás condicionando su conducta a tu aprobación externa, sino que se darán cuenta de que no sólo estás “ahí” para controlar “sus patrones de conducta erróneos”, para “corregirles” en cuanto tienes ocasión…

Entonces, cuando hacen algo que no es correcto, ¿cómo les corrijo?

Antes de eso, decirte que en Disciplina Positiva utilizamos la CONEXIÓN antes de la CORRECCIÓN.

¿Y cómo podemos conectar primero?

Sobre todo entendiendo su comportamiento, la razón por la que han hecho o dicho alguna cosa que no cuadra con lo que nosotros los padres entendemos que sea correcto.

Eso es lo que podemos denominar empatía, nos ponemos realmente en sus zapatos y entendemos su punto de vista, creemos entender el propósito de su comportamiento, y sobre todo sin juzgarles.

Una vez que hemos conectado con ellos, con su emoción, con lo que sienten, con su intención positiva, es mucho más probable que entiendan el porqué de nuestra corrección, y aquí me gustaría decirte que no confundas malintencionadamente la corrección con el castigo:

  • La corrección convencional suele implicar un castigo (el tiempo fuera punitivo tales como la silla de pensar, el “vete a tu cuarto”, o bien la eliminación de privilegios tales como la paga, el poder salir con los amigos, etc.

Dicho de otra forma: en la corrección convencional, el adulto le hace algo AL niño.

 

  • En la corrección con Disciplina Positiva, nos enfocamos en buscar una solución respetuosa para todas las partes CON el niño o la niña.

 

No buscamos que los niños o niñas se sientan mal por haber tenido un determinado comportamiento, buscamos que aprendan de las cosas que han hecho.  Por eso te animo a que, cuando te encuentres ante un comportamiento que tu consideras que no sea adecuado, te preguntes:

“Qué puede aprender mi hijo o mi hija de esta situación que se nos plantea?”

Esta pregunta para mí ha sido la clave en la crianza y educación.

Cambiando mi visión de los problemas cambiamos la visión de las soluciones. Yo, como padre o madre, tengo que ser la guía, el faro que les alumbre el camino, pero no tengo que ser la persona que pare las olas para ellos.

 

FRASES QUE PUEDES DECIRTE MIRÁNDOTE AL ESPEJO:

“Qué ojos más bonitos tienes” , “Eres muy inteligente”, “Eres capaz” , “Me encanta tu sonrisa”, “Me gusta tu forma de vestir” , “Eres diferente” , “Eres especial” , “Eres únic@”, “Me gusta como tratas a la gente”, “Tienes una voz muy cálida”, “Eres muy agradable” , “Tienes mucha paciencia” …

¿Cuál añadirías tu?

Publicado en El blog de Lily y etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.